La Aduana, icono permanente en una Málaga en evolución

El 20 de noviembre se presentó en el salón de actos del Museo de Málaga el nº 44 de la revista trimestral Cuadernos del Rebalaje, editada por la Asociación de Amigos de la Barca de Jábega.

En un ambiente excepcional, con el salón de actos prácticamente lleno, se presentó el trabajo de José Ángel Palomares, doctor en Historia del Arte y jefe del departamento de investigación y conservación del museo, trabajo que versa sobre una aproximación histórica a la valoración social de la Aduana del Mar.

Este trabajo, bellísimamente prologado por Belén Ruiz y no menos bellamente ilustrado por Luis Ruiz Padrón, fue presentado, en la parte institucional, por la directora del museo, María Morente, que muestra su satisfacción porque el trabajo se presente en la propia Aduana, sede actual del Museo de Málaga, y agradece a la Asociación de Amigos de la Barca de Jábega la elección de este sitio como lugar de presentación.

Se suceden las intervenciones de Antonio Clavero, presidente de ABJ, de Miguel Moreta, miembro del consejo de redacción de la revista y de Francisco Cañadas, director de publicaciones de la Fundación Bancaria Unicaja, entidad patrocinadora de la edición en papel de la revista.

La intervención del presidente se centró en expresar su agradecimiento a todos aquellos que habían hecho posible la elaboración y publicación de este número, al público asistente, haciendo especial mención al que ha sido diseñador, editor y maquetador de la revista desde sus comienzos, J. Felipe Foj Candel, que deja de ejercer esta función a partir de este número.

Miguel Moreta anuncia los títulos y autores que están comprometidos para próximos números y hace suyas las palabras del presidente en cuanto su agradecimiento a J. Felipe Foj, agradecimiento igualmente expresado por Francisco Cañadas, que muestra su satisfacción por la publicación de un nuevo número de la que, en sus propias palabras, es una revista emblemática en el ámbito de la cultura marítima malagueña.

A continuación ocupan la mesa los verdaderos protagonistas de la presentación, ilustrador, prologuista y el propio autor. Luis Ruiz Padrón, en una breve intervención, agradece a ABJ su invitación a participar en este Cuaderno, mostrándose muy honrado con esta participación. Belén Ruiz, en una intervención también breve, expresa su satisfacción por haber prologado este maravilloso trabajo, sobre un edificio contradictorio, soberbio y vulnerable a la vez, introspectivo, pero con vocación expedita, excesivo y sin embargo contenido, responsable, quizás sin pretenderlo, de la fisonomía identitaria de la ciudad.

Cierra las intervenciones el autor, José Ángel Palomares, que en una brillantísima intervención, de elegante discurso, recorre la historia de la fachada litoral de la ciudad de la que la Aduana pasa a ser icono indiscutible tras la liberalización comercial con las Indias Occidentales, en el último tercio del siglo XVIII, si bien cae en un explicable ostracismo a lo largo del pasado siglo, quizás por las funciones que desempeñó, finalizando su intervención expresando que su recuperación como museo ha significado su proyección como una de las más destacadas infraestructuras culturales renovadas para el siglo XXI, retomando su presencia en la fachada litoral, tras la futurista pérgola del nuevo muelle malagueño.

Tras esta intervención se sucedió un animado coloquio entre el público asistente y el autor, tras el cual la directora del museo da por finalizado este entrañable acto.

Fotos de C. Ortega y M. Jiménez.

ACCESO AL CR